AMATISTA

amatistaEl color púrpura tan especial de la amatista es suficientemente bonita para decorar las coronas más poderosas del mundo y los anillos más selectos.

 

amatista en bruto

La amatista es la variedad púrpura del cuarzo, su especie mineral. Aunque esta gema está estrechamente relacionada con su característico color púrpura existen otras egema que pueden tener este color como los zafiros o las tanzanitas.

deluxe amatista

 

El color de la amatista puede ir del como lila muy claro hasta un tono realmente profundo e intenso, tambén se encuentran de tono marronaceo vivido. Estas gema tambien se caracterizar por sus zonas más apagadas dadas su zonas anggular y las refracciones en su estructura.

Cómo se forman las amatistas?

Las geodas son cavidades rocosas cerrada, donde las paredes de estas están recubiertas por cristales. Las cavidades se forman por efecto de burbujas de lava que al enfriarse forman una piedra hueca. En el caso que aguas enriquecidas con ciertos minerales como minerales ricos en sílice y además que contienen hierro, entre en estas cavidades con el tiempo se van formando las amatistas. El óxido de hierro es la sustancia que hace que estas tengas este color tan peculiar, a mayor concentración mayor va a ser la intensidad en el color.

 

Por qué se llama amatista?

La amatista viene del griego amethystos que significa “no borracho”, en la antiguedad se creia que era la cura contra la embriaguez. Dionisos era el dios de la embriaguez y de los placeres más desenfrenados, en l mitología griega. Dice la leyenda que Dionisos quería seducir a una doncella que se llamaba amethystos, ella rezo a artemisa para que le permitiera seguir siendo casta de esta manera, la diosa artemisa respondiendole transformando a la doncella en una roca blanca. Dioniso a modo de disculpa virtio vino en la roca tiñendo de un tono púrpura al cristal.

Esta gema ha sido usado por civilización tan antiguas como el antiguo egipto, en la edad media incluso por el cristianismo haciéndolo el símbolo en contra de los placeres terrenales. Los obispos y cardenales solían llevar anillos de este cristal.

También te puede interesar